Iyök Balance, hidratante facial equilibrante de Ami Iyök

En el mercado, existen infinidad de productos destinados al cuidado del rostro, del cuerpo y del cabello y la oferta es tan amplia, para cubrir todas las necesidades, que siempre estamos indagando sobre cuál es el que mejor se ajusta a ellas. Porque no nos engañemos, son pocos los productos a los que somos fieles dentro de este sector.

Nos encanta probar nuevos y descubrir sus propiedades y, muchas veces, algunos nos entran por los ojos, leemos sus maravillas y sentimos la necesidad de traerlos a casa con nosotros y eso es lo que me pasó con la hidratante facial que vamos a reseñar hoy hace algún tiempo.

¿Queréis conocer mi experiencia con la Iyök Balance de Ami Iyök?

A pesar de que el nombre de esta firma nos lleve a pensar en un lugar muy lejano, Ami Iyök es una marca española, concretamente de Barcelona, creada en 2013 por Elena Alarcón. Aunque no nos alejamos mucho de la realidad, ya que está inspirada en las profundidades de la selva de Costa Rica. De hecho Ami Iyök significa "madre tierra", recursos naturales de la cual las mujeres de las tribus de la zona empleaban para realizar sus rituales de belleza. Y es por eso que esta firma de cosmética trabaja con estos recursos que encuentra en diversos lugares del mundo para lograr activos con propiedades dermatológicas excepcionales.

Se trata de una firma cruelty free y que tiene muy presente la igualdad y la responsabilidad mediante el comercio justo y las diferentes campañas solidarias que llevan a cabo. Muy interesante, ¿verdad?

Dentro de su gama de productos encontramos diversos destinados a la limpieza, tonificación, hidratación, nutrición del rostro; al cuidado corporal e incluso destinados a nuestros amigos peludos con un champú para mascotas.

He ido viendo varios de ellos en redes sociales y en mi visita a Crämm el pasado mayo pero, sin duda, uno de os que más me llamaba la atención (y no sólo porque sea producto favorito de Ana Albiol) es la Iyök Balance de Ami Iyök.

Mi piel es de tendencia grasa y lo que siempre intento es lograr mantener a raya los dichosos brillos ycontrolar ese exceso de sebo que me hace sentir la piel pesada a lo largo de las horas. Por lo que leyendo todas sus características, tenía que ser mía algún día.

Y ese día llegó. Me la hicieron llegar desde la web Branch&Root, una web de cosmética nicho natural creada por dos farmacéuticos (Adriana Costa y Rubén de Vega) en la que podemos encontrar firmas como Evolve, Benton, Mudara, S5 Skincare, Alchemy, YOPE, The Organic Republic y la propia Ami Iyök, entre otras. Marcas que comparten su filosofía del trabajo con pasión, del cuidado de la piel, que respeten el planeta,...

Centrándonos en el producto que vamos a reseñar hoy, la Iyök Balance de Ami Iyök comentaros que, lo primero que llama la atención es la presentación del producto, ya que se trata de un packaging orgánico respetuoso con el medio ambiente, de diseño plegable y fabricado en madera de chopo procedente de plantaciones controladas certificadas.


Desde la web nos indican que sus formulaciones no contienen GMO (sustancias genéticamente modificadas), parabenos, derivados del petróleo, fenoles, ftalatos,... y que sus ingredientes son 100% de origen natural y de cultivo biológico controlado por su laboratorio, por EcoCOntrol BDIH y con certificación internacional Natrue.
Como siempre, llega una de las partes que más me gusta de las reseñas y es la de desgranar el listado de ingredientes que encontramos en la formulación de esta hidratante facial:
  • Aqua.
  • Caprylic/Capric Triglyceride: Emoliente. Evita la pérdida de humedad de la piel.
  • Glycerin: Humectante.
  • Aloe Barbadenses Gel: Hidratante y suavizante.
  • Glyceryl Stearate SE: Emulsionante, evita la pérdida de humedad de la piel.
  • Cetearyl Alcohol: Emoliente.
  • Olea Europaea Fruit Oil: Propiedades suavizantes y protectoras. Aporta elasticidad y turgencia a la piel.
  • Cetyl AlcoholEmoliente y emulsionante.
  • Lecithin: Propiedades suavizantes de la piel. Aporta cremosidad, suavidad y consistencia al producto.
  • Sodium Hyaluronate: Sal de ácido hialurónico. Ácido hialurónico de bajo peso molecular y de fermentación vegetal certificado que retiene el agua y rellena arrugas y líneas de expresión.
  • Acetyl Hexapeptide-8: También conocido como Argireline, con efecto "botox light".
  • Plukenetia Volubilis Seed Oil: También conocido como aceite de Sacha Inchi Amazónico. Posee propiedades suavizantes reestructurando y fortaleciendo la piel.
  • Macadamia Ternifolia Seed Oil: Aporta elasticidad y turgencia a la piel.
  • Cocos Nucifera Oil + Gardenia Tahitensis Flower: Propiedades acondicionadores, nutritivas y regeneradoras de la piel.
  • Citrus Aurantium Dulcis Oil: Suaviza la piel. Promueve la producción de colágeno. propiedades antiinflamatorias.
  • Cichorium Intybus Root Oligosaccharides + Caesalpinia Spinosa Gum: Ambos forman el TensUpTM. Tensor vegetal efecto lifting. Acondicionadores de la piel, incrementa la viscosidad de la fórmula.
  • Gluconolactone: Polihidroxiácido (PHA) con propiedades quelantes que protegen la piel de los efectos dañinos de la radiación UV. propiedades antioxidantes e hidratantes.
  • Aroma.
  • Tocopheryl Acetate: Antioxidante.
  • Sodium Benzoate: Conservante.
  • Sodium Cetearyl SulfateEmulsionante.
  • Benzyl Alcohol: Conservante.
  • Ethyl Lauroyl Arginate Hal: Conservante. Propiedades antimicrobianas.
  • LimoneneFragancia, componente natural de aceites esenciales.
  • Cinnamic Acid: Fragancia.
  • Tocopherol: Derivado de la vitamina E, antioxidante.
  • Caprylyl Glycol: Conservante.
Como veis, en la fórmula encontramos aceite de coco, por lo que me gustaría aportar un apunte para las pieles con tendencia acnéica, ya que se trata de un ingrediente comedogénico.


Como habéis visto, el producto viene dentro de un tarro de cristal violeta de 50mL, con tecnología biofotónica que bloquea todo el espectro de luz visible, excepto la luz ultravioleta, para  mejorar la conservación del producto y las propiedades aportadas por sus ingredientes.

Una vez retiramos la tapa, no encontramos el típico obturador de plástico que solemos ver en productos con este formato, sino una lámina de sellado, lo que garantiza la total seguridad de que somos los primeros en abrir la hidratante.



Uno de los aspectos que más me ha sorprendido es su textura. Dentro de las hidratantes faciales encontramos diferentes, desde más ligeras a más densas pasando por algunas tipo gel o cremigel aunque, en este caso, la textura es tipo mousse. De hecho, me hace mucha gracia el sonido al tomar el producto, porque es como si de un postre se tratase.

A simple vista y tacto, parece una hidratante untuosa y rica, pero no es así para nada. Una vez calentamos el producto entre los dedos, se funde perfectamente con la piel absorbiéndose en segundos y dejando una sensación fresca.




En cuanto a mi experiencia, he de reconoceros que en las primeras aplicaciones, el aroma intenso y dulce a nuez de macadam me saturaba bastante, y quizá lo relaciono más con épocas más frías del año pero, conforme ha transcurrido el tiempo, este aspecto ha pasado a un segundo plano y ya me he acostumbrado a él. Con esto no quiero decir que  no me guste el aroma, si no que no me lo esperaba así.

Deja la piel rellena y nutrida, pero nada pesada. Y esa sensación se mantiene a lo largo de las horas manteniendo a raya los brillos de una forma muy buena. Y eso que si supera la prueba en Valencia con estas temperaturas, merece un punto extra, ¿no creéis?

Con respecto a lo que os he comentado sobre los granitos, mi piel ahora mismo no está en su mejor momento y el calor hace que la sienta peor si cabe con el sudor. Tiene más imperfecciones de lo normal, pero no lo achaco directamente a que contenga aceite de coco porque es algo que suele pasarme todos los veranos.

Podéis encontrarla en la web de Branch&Root o en la propia de Ami Iyök a un precio de 93€. Al leer todas sus propiedades la vi ideal para mí, como os he comentado al principio de la reseña, aunque es cierto que no es para todos los bolsillos. Se trata de una hidratante facial formulada con ingredientes de gran calidad y una filosofía muy interesante. Aunque soy de las que piensa que si un producto funciona, merece la pena invertir en él.


Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os haya gustado la reseña. Ya sabéis que podéis compartirlo en vuestras redes sociales y podéis comentarme aquí debajo qué os parece. 

¿Qué os ha parecido esta hidratante facial?
¿Habéis probado algún producto de la firma Ami Iyök?

   
   
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

  1. A mí como me gustan los olores así.. pues encantada jajajaja
    me ha encantado el post y como te explicas de bien flor!!!!! me alegra que te haya gustado! besitossss

    ResponderEliminar
  2. Tengo que hacerme con ella aunque ahorrando un poquito más jajaja
    QUé maravilla de post, perfecto
    Un besito guapa :)

    ResponderEliminar
  3. Desde luego el Inci es una pasada pero el precio tira para atrás.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!
Los comentarios que contengan enlaces a vuestras webs/blogs podrán ser borrados. Si me interesa, me pasaré por ellos sin ninguna duda. Mantengamos el blog libre de spam. Gracias!

 

Copyright © 2009 Marleah Make Up All rights reserved.