Drasanvi Champú de Cáñamo BIO

Tengo la piel del cuerpo seca y la del rostro tirando a grasa pero, en cuanto al cabello se refiere, lo siento diferente dependiendo de la zona. Por lo que puedo apreciar en mi trabajo cuando los clientes vienen a encontrar el producto capilar que mejor se ajuste a sus necesidades, creo que esto es algo bastante común por lo que los del club de la raíz grasa - puntas secas somos bastantes. En mi caso, las raíces son oleosas pero las puntas muy secas en parte debido a las mechas balayage que me hice el año pasado. 

Lo de las puntas creo que es bastante "fácil" de solucionar porque podemos aplicar acondicionadores, mascarillas y aceites que las nutran en profundidad pero, lo de combatir las raíces grasas es otro cantar, así que siempre estoy en la búsqueda de un champú que consiga mantener el cabello limpio más tiempo y pueda aguantar sin lavarlo poco más de día y medio como ahora.

Hoy vamos a reseñar un producto para el cuidado del cabello... 

¿Queréis saber cuál ha sido mi experiencia con el champú de cáñamo de Drasanvi?


Conocí a la empresa leonesa Drasanvi en el II Desayuno Blogger Valencia, donde su formador técnico Miguel nos habló sobre su historia y filosofía. Esta firma lleva más de 25 años en el mercado y está especializada en fitoaromaterapia cosmética, aunando las propiedades y beneficios de la cosmética natural y orgánica con la fitoaromaterapia biológica. De este modo utilizan extractos biológicos, aceites vegetales biológicos y aceites esenciales biológicos quimiotipados.

Para desarrollar todos sus productos cuenta con su propio equipo de i+D+i integrado por biólogos, químicos y nutricionistas, ya que no sólo incluyen en su gama productos de cosmética sino que también ofrecen complementos nutricionales.

Además de llevar por bandera que están comprometidos con la naturaleza, la belleza y la salud, empleando ingredientes procedentes de la agricultura ecológica, poseen sello ECOCERT COSMOS ORGANIC que lo certifica, lo que significa que sus productos:
  • Poseen al menos un 90% de ingredientes orgánicos.
  • No testan en animales.
  • Evitan derivados del petróleo, perfumes, siliconas y colorantes sintéticos.
  • No utilizan ingredientes ni procesos que utilicen tecnologías como la nanotecnología, irradiación,...
  • Emplean packagings eco-responsables, reciclados y/o reciclables.


Dentro de sus líneas de tratamiento, encontramos cinco opciones y dentro de todas ellas productos para rostro, cuerpo y cabello dependiendo de las necesidades de cada uno:

  • Árbol de té: Destinada a hidratar y equilibrar pieles mixtas - grasas con tendencia acnéica.
  • Oliva (con aceite esencial de mandarina y lavandín): Destinada al cuidado de pieles secas y desvitalizadas.
  • Rosa mosqueta (con aceite esencial de geranio): Destinada a pieles secas y maduras.
  • Argón (con aceites esenciales de lavandín y limón): Destinada a pieles castigadas y apagadas.
  • Cáñamo (con aceite esencial de Ylang Ylang): Tratamiento hidratante para todo tipo de piel, incluso las sensibles.

Y precisamente de esta última línea es el champú que vamos a reseñar hoy.

Quizá os extrañe que busque alargar los lavados con que utilice un champú hidratante, pero es que una de las propiedades del aceite esencial de Ylang Ylang es la de ser seborregulador y equilibrante, cosa que me resultó muy interesante e hizo que me decantara a utilizarlo.

En principio, este champú está destinado a todo tipo de cabellos y nos promete además mantenerlo hidratado y estimular el crecimiento del cabello, algo que me viene muy bien porque arrastro meses de caída quizá por el cambio de estación o estreses varios de la vida.


Relacionado con la procedencia de sus ingredientes, el 35,1% de ellos provienen de agricultura ecológica y el 97,162% son de origen natural. Esto os lo informo como dato porque obviamente no abogo porque los naturales sean mejores que los sintéticos ni digo lo contrario, pero hemos de tener en cuenta que no es necesario ser radical de uno u otro bando como comentamos cuando os hablé del reclamo de "libre de tóxicos" que muchas empresas utilizan.

Desgranando uno a uno, como nos gusta hacer en cada reseña, tenemos:
  • Agua.
  • Aloe Barbadensis Leaf Extract: Propiedades suavizantes y calmantes. Sensación de frescor.
  • Sodium Laurel Sulfate: Tensioactivo que actúa como agente limpiador. Si queréis más info sobre sulfatos, os recomiendo que paséis por el vídeo que grabé con mi querida MakeupDecor.
  • Disodium Cocoamphodiacetate:
  • Cocamidopropyl Betaine:
  • Glycerin: Humectante. Mantiene la humedad de la piel.
  • Cannabis Sativa Seed Extract: Propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Contiene Omega 3, 6, 9 y vitaminas E, A y B12 y composición similar a ácidos grasos de nuestra piel.
  • Cananga Odorata Flower Oil (Aceite de Ylang Ylang): Propiedades calmantes, hidratantes, seborreguladoras, equilibrares, estimulantes del crecimiento del cabello. Aporta suavidad y brillo. En cuanto a la aromaterapia, el aroma de este árbol nos aporta sensación de alegría.
  • Benzyl Alcohol: Conservante.
  • Guar Hydroxypropyltrimonium Chlorine: Agente acondicionador y antiestático.
  • Salicylic Acid: Acción queratolítica y antiinflamatoria. Ayuda en casos de psoriasis capilar y dermatitis seborreica. Sobre este ingrediente hablaremos próximamente en el blog/canal.
  • Potassium Sorbate: Conservante.
  • Citric Acid: Regulador de pH.
  • Sorbic Acid: Conservante.
  • Linalool: Perfume.


Respecto del packaging, como la mayoría de los champús, el producto viene presentado en una botella de PET (material de las botellas de agua, fácilmente reciclable) de 250mL y con tapón.


En cuanto a su textura, se trata de un producto transparente y demasiado líquido para mi gusto, por lo que siento que utilizo más cantidad de la necesaria en cada uso.

Su aroma digamos que es especial. Herbal con un punto fresco que me parece agradable pero que me recuerda a cuando iba al dentista de pequeña. La mente que es muy curiosa y nos hace trasladarnos a ciertos momentos de nuestra vida al oler ciertos productos, ¿verdad?

Hablemos de resultados. He de reconoceros que esperaba que me regulara el sebo por completo y alargara los lavados más tiempo para facilitarme la existencia, aunque no ha sido así. Pero ¡no nos alarmemos! Tampoco lo ha engrasado más ni ha hecho que lo tenga que lavar a diario por su uso. No. Simplemente, se encuentra en la línea de los que he probado y suelo utilizar. Ay el día que encuentre el que me permita mantener limpio el cabello tres días... ¡Le pondré un altar!

Eso sí. Brillo y suavidad a tope. Eso me ha encantado. Así que últimamente lo solía combinar y utilizar como champú en la segunda lavada empleando otro en la primera. Y solucionado. Aunque todavía he de encontrar el perfecto para cubrir mis necesidades.

En cuanto a su precio, varía entre los 6-7€ para el envase de 250mL y ronda los 10€ para el envase de 500mL. Podéis encontrarlo en herbolarios, establecimientos de cosmética natural, farmacias y parafarmacias (tenéis todos los puntos de venta en su web).


Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os haya gustado. Ya sabéis que podéis comentarme lo que queráis y compartirlo en vuestras redes sociales si os apetece.

¿Qué os ha parecido esta firma leonesa? ¿La conocíais?
¿Cuál es champú favorito?

   
   
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

Gracias por comentar!
Los comentarios que contengan enlaces a vuestras webs/blogs podrán ser borrados. Si me interesa, me pasaré por ellos sin ninguna duda. Mantengamos el blog libre de spam. Gracias!

 

Copyright © 2009 Marleah Make Up All rights reserved.