La solución para mi cuero cabelludo

Muchas veces os he comentado que tengo un cuero cabelludo sensible, rebelde en algunas ocasiones y que, sobre todo en épocas de estrés tiende a la descamación e irritación. Esto es algo fastidioso ya no sólo por lo estético de tener apariciones estelares de partículas blanquitas en el cabello (siento ser tan gráfica) sino por las molestias que ello ocasiona al enrojecerse y picar la zona.

Muchas veces es complicado dar con los productos adecuados, que nos funcionen correctamente pero creo que, tras mucho tiempo de búsqueda, he encontrado la combinación perfecta para mi caso.

¿Queréis saber cuál ha sido la salvación para mi cuero cabelludo?


Sabéis que desde hace años soy consumidora de productos de LUSH, sobre todo, de sus bombas y burbujas de baño y de sus champús sólidos para cabello graso. Aunque el hecho de Trabajar allí me ha permitido conocer otros productos que quizá no hubiera pensado que existían en dicha tienda. Como el que os voy a comentar a continuación.

El combo perfecto para tratar mi cuero cabelludo consta de un tratamiento prelavado y de un champú sólido, que ya conocía pero que nunca se vino a casa conmigo por un motivo que os contaré más adelante.

Pero empecemos por el principio!!

El tratamiento prelavado en cuestión se llama SUPERBALM y está indicado precisamente para, como indica en el propio envase, rescatar a nuestras cabezas de las temibles Caspa y Descamación.


Además de tratar estos problemas específicos de cuero cabelludo, lo calma, cosa que se agradece mucho. Y todo esto es gracias a sus ingredientes:
  • Aceite de coco virgen extra: Suaviza e hidrata.
  • Cera candelilla.
  • Cera de rosa: Calma.
  • Absoluto de rosa.
  • Aceite de lavanda: Equilibra y calma.
  • Aceite de camomila azul: Repara y calma.



Como podéis apreciar a continuación se trata de una mezcla de aceites que hace que el producto final tenga aspecto ceroso.

Para utilizarlo, simplemente, hay que trabajarlo entre los dedos para que la textura se transforme precisamente en aceite y aplicarlo mediante masaje en las zonas afectadas. Después, esperamos unos 20 minutos para que actúe unos lavamos el cabello.



Comentaros que ya con este producto noto un gran alivio y que en épocas de mayor apogeo de la irritación es mano de santo.

El siguiente paso es utilizar un champú para retirar el producto y que el cabello quede limpio. Y la combinación ganadora es cuando lo utilizo junto con el champú sólido SOAK AND FLOAT, también de LUSH.

Al principio os he dicho que no lo había comprado antes a pesar de ser usuaria de champús sólidos de la marca y esto es porque antiguamente este champú olía como a humo, a algo ahumado que era algo desagradable, porque pensaba que ere aroma iba a quedarse en el pelo tras su uso. Pero lo reformaron y ahora huele fenomenal.


En cuanto a sus ingredientes, también son calmantes en su mayoría y específicos para tratar los problemas del cuero cabelludo como caspa, eczema, dermatitis,...
  • Absoluto de madera de cedro.
  • Aceite de enebro rojo: Antimicrobiano y antiséptico.
  • Aceite de rosa: Equilibrante y reparador.
  • Pétalos de rosa.
  • Caléndula: Suaviza y calma.
  • Absoluto de tonka: Aporta aroma dulce.

Y ¿cómo se utiliza? Muy fácil. Lo aplico a movimientos circulares con el pelo húmedo para que salga la espuma y me lavo el pelo normalmente como con cualquier otro champú.

En cuanto a precios, el SUPERBALM cuesta 18,95€, precio que puede parecer elevado pero comentaros que cunde mucho porque no lo utilizamos a diario y la cantidad empleada cada vez es muy poca. El SOAK AND FLOAT tiene un precio de 8,95€ como la mayoría de los champús sólidos de la marca.

A continuación, podréis ver el vídeo que he subido al canal, donde os muestro el modo de uso de los dos productos:



Como conclusión, ya habréis supuesto que esta combinación me funciona muy bien y que la seguiré utilizando y reponiendo estos productos.

Y hasta aquí la entrada + vídeo de hoy. Espero que os haya gustado y, sobre todo, que os haya resultado útil para todas aquéllas que sufrís de lo mismo y que me habéis pedido que os hablara de estos productos. Me encantará leer vuestros comentarios y que compartáis este post con quien queráis!!

¿Qué os han parecido estos dos productos?
¿Cuáles son vuestros favoritos para cuidar el cuero cabelludo?

   
   
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

  1. ¡No sabía de tu trabajo en Lush! vivo en mi parra. Ese olor que comentas como ahumado posiblemente fuera porque llevaba lo mismo que los antiguos champús de brea (mi abuela lo usó siglos).
    Me ha llamado mucho la atención aunque no se si me arriesgaría por el tema de la dermatitis... A la vez me asalta una duda, ¿es lo mismo que en su día el snake oil?

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!! Llevo allí desde marzo y ya sabes, hay que ir probando todo, jeje. El sane oil no sé lo que es, pero te digo que ambos productos me están ayudando mucho con la irritación de mi cuero cabelludo.
      Besos, bella!

      Eliminar
  2. Creo que voy a probar el producto en aceite para ciertas zonas que se me enrojecen.
    De champú no quiero salir de mi zona de confort, que es uno de HS que me sienta estupendamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro. Hemos de encontrar los productos que realmente nos funcionan. Ya me contarás si pruebas el Superable y qué te parece. A mí me va estupendamente.
      Besos!

      Eliminar

Gracias por comentar!
Los comentarios que contengan enlaces a vuestras webs/blogs podrán ser borrados. Si me interesa, me pasaré por ellos sin ninguna duda. Mantengamos el blog libre de spam. Gracias!

 

Copyright © 2009 Marleah Make Up All rights reserved.